viernes, septiembre 30

Con la edad...

(Sugerencia musical: Earth, Win & Fire)


Dicen que a partir de los cincuenta las personas dejan de ser visibles en algunas socialidades en las que conhabitan y -en dos segundos- justo después de soplar las velas del quincuagésimo cumpleaños, se pasa al "lado oscuro" de la vejez.
El peso de ese otro lado de la edad recae aún más sobre la mujer. Mientras que en muchas ocasiones ellos serán tildados de "maduritos interesantes", las mujeres de cierta edad se convertirán en ¿elementos invisibles? que pasan por nuestro lado...

No lo puedo remediar desde pequeña me ha encantado observar a todas  esas "invisibles" que pasaban por mi lado con ganas de vivir.








viernes, septiembre 23

Gancho aquí y allá I


Sugerencia musical: Simply Red

Son multitud los tipos de ganchillos que existen. Metálicos, de madera, ergonómicos, de pasta...
No voy a hablar de las calidades de cada uno pues ya existe bastante escrito al respecto. Pero sí os hablaré de los ganchillos que utilizo y de mis impresiones sobre ellos.
Para empezar, deciros que cada persona tiene su "ganchillo fetiche" bien sea de marca o sin ella. Aquel con el que realiza labores más cómoda, el que se adapta perfectamente a nuestras manos o forma de ganchillear.
Habrá personas que sean fieles al ganchillo metálico de toda la vida y otras que prefieran los ergonómicos o los de plástico. Siempre se ha dicho: para gustos, colores.

Los primeros que adquirí fueron los metálicos. Al principio, los compraba sueltos en los bazares.  Poco después, por Ebay, me hice con un juego de ganchillos con numeración del 2 al 9 con sus respectivos medios. 
Después llegó Aliexpress y aquí reconozco que me perdí entre todos sus departamentos -en especial en los de ganchillo y costura. Y así llegaron los ganchos con mango de bambú, los ergonómicos de silicona y los Crochet Lite.



Como no hay dos sin tres, Amazon también está presente en mis compras. La Tulip Etimo rosa y la Clover Amor son la muestra.
Y ya en Cádiz, en esta mercería (estupenda por cierto), adquirí las Clover Soft Touch.






Como no quiero alargarme más, las impresiones sobre todos estos ganchillos las dejo para otro momento...








viernes, septiembre 16

A mano siempre...


Sugerencia musical: Supertramp

En el afortunado tiempo del todotecnológico en el que vivimos, sigo agradeciendo llevar o tener a mano una libreta y un bolígrafo. Costumbre esta que he tenido desde pequeña y con las 54 primaveras que me contemplan, dudo bastante cambiarla a estas alturas. Siempre he anotado todo lo que me parecía importante o significativo por no hablar de mis bocetos y dibujos en ellas (porque también pinto). Desde las citas con el médico, pasando por los cumpleaños, hasta el título de la canción, del libro o la película que quisiera escuchar, leer o ver. Frases, ideas propias o ajenas, exposiciones, horarios...
No es que sea una obsesa de las anotaciones, es más bien una cuestión práctica, pues así puedo consultar lo apuntado siempre que me haga falta sin necesidad de encender o recargar aparato alguno (esas dichosas baterías que cada vez duran menos).

Para el ganchillo, además del medio tecnológico, tengo dos libretas que me acompañan según sea el momento.

 La grande, la compré en Tiger. En ella van ordenados correlativamente todos los proyectos que voy realizando. 
El modelo vaca, me la regalaron en un intercambio, hace siglos, cuando hacía punto de cruz. Esta es la que va permanentemente en las bolsas para ganchillo que tengo desperdigadas por casa. En ella, anoto abreviadamente el punto o motivo que estoy realizando. 


Estas otras dos también tienen sus añitos. El modelo cebra, la llevo conmigo a todas partes sobre todo cuando voy a clase. 

Parece una tontería a estas alturas utilizar el formato papel, pero no es la primera vez que he sufrido la rotura de varios aparatos a la vez yéndose al traste toda la información recopilada, con el trabajo que supone volver a localizarla. Ni siquiera las  famosas "nubes" o los discos externos se libran de algún accidente informático.


Por eso, y a pesar de todos los medios tecnológicos de los que disponemos, nada mejor que una buena libreta para realizar todas las anotaciones que se te ocurran o necesites tener a mano...



viernes, septiembre 9

Orden en la biblioteca


(Sugerencia musical: The Alan Parsons Project)

En breve vuelvo a los temarios, así que plumero en mano ando reorganizando la estantería de mi pequeña biblioteca.
Con pena he hecho criba de apuntes entre los cajones de mi cueva. Como necesito espacio para los que vendrán, no ha quedado más remedio. 
Los viejos apuntes están colocados en una pila, así avivarán la chimenea en cuanto entre el invierno. 
Los libros son otro cantar. Se donan o regalan cuando es el caso pero no se tira ninguno aún se conserven en "estado catatónico".
A lo que iba que desparramo...os dejo la primera de las sugerencias de entre mi biblioteca.


Tres libros, tres. Dos de antropología y uno de literatura clásica japonesa(género fantástico y sobrenatural) que no dejará indiferente a ningún lector. Los tres son de agradable lectura y, además, altamente recomendables para pasar un buen rato entre sus páginas.



Ante ciertos libros, uno se pregunta: ¿quién los leerá? Y ante ciertas personas uno se pregunta: ¿qué leerán? Y al fin, libros y personas se encuentran.




viernes, septiembre 2

Pendiente...



(Sugerencia musical: Drexler & Donés)

Otro de mis proyectos futuros, en breve todo sea dicho, será hacerme unos cuantos pares de pendientes. Hay de tantas clases que no sé cuál elegir...pero de momento,  y para empezar, creo que voy a hacerlos como estos.